Seleccionar página

La naturaleza del clima en las organizaciones puede ser abordada desde la teoría de los sistemas de Likert. Este asumió como causas determinantes de un buen clima laboral y, por tanto, del comportamiento positivo de los empleados, los estilos de gestión dentro de la empresa y las percepciones, capacidades y valores de los individuos.

Desde su punto de vista existen tres tipos de variables que determinan las características de una organización; y de la combinación de estas se pueden deducir dos grandes tipos de clima laboral.

Rensis Likert creía que la gestión participativa era la mejor manera y la que más posibilidades tenía de producir resultados. Sostiene a lo largo de sus investigaciones que cuanto más se aproxime una organización a un sistema de gestión participativa, tanto mayor será su productividad y se reducirán los conflictos.

Existen otros criterios de investigación para abordar estudios sobre el clima.  James y Jones han identificado tres enfoques o puntos de vista para estudiar el clima: la medida de atributos organizacionales, la medida perceptiva de los atributos organizacionales y la medida perceptiva de los atributos individuales.

  • Medida múltiple de los atributos organizacionales: considera el clima como un conjunto de características que describen una organización y la distinguen de otras (productos fabricados, servicios ofrecidos, orientación económica). Son externos al trabajador. Por otro lado, consideran estas características relativamente estables e influyen en el comportamiento de los individuos dentro de la organización.
  • Medida perceptiva de los atributos organizacionales: relaciona el clima organizacional con los valores, actitudes u opiniones personales de los empleados y considera, incluso, su grado de satisfacción. Agrupa aspectos como el liderazgo, los conflictos, los sistemas de recompensas y castigos, el grado de supervisión y control, así como los medios físicos utilizados por la organización. Los trabajadores deducen de los anteriores aspectos la forma en que la organización actúa, de manera consciente o inconsciente, con sus miembros y con la sociedad en la que se encuentra.
  • Medida perceptiva de los atributos individuales: el clima es percibido y definido como elementos meramente individuales relacionados, sobre todo, con valores y necesidades de los individuos más que con las características de la organización.

Esto significa que el individuo percibe el clima organizacional únicamente en función de las necesidades que la empresa le puede satisfacer. Por esto, el clima organizacional no puede ser estable en el tiempo, ni uniforme dentro de una una organización o departamento.
No existe ninguna duda entre los estudiosos de la correlación existente entre el clima laboral y los resultados de las empresas.