Seleccionar página

Un seguro de vida no un lujo, sino una necesidad pues el mismo comprende la seguridad de seres queridos ante el fallecimiento de alguna persona, por lo que, es necesario que no sea cualquier seguro el que se escoja, sino por el contrario el mejor.

Primordialmente si estamos buscando un seguro de vida para proteger a los más pequeños de la casa o a cualquier familiar cercano, pues en el momento de dado no estará la persona que lo contrato para sí y reclamar alguna irregularidad.

Es por ello, que hay que asegurar la forma en la cual contrataremos, así como tener en cuenta todos aquellos pequeños detalles que pueden hacer que escojamos el mejor seguro de vida, siendo uno de los mejores seguros del mundo.

Aunque primero debemos tener en cuenta los tipos de seguros de vida que existen y así poder exigir conforme a lo que esperamos de ellos.

Tipos

Entre los diferentes tipos de vida podemos resaltar dos de ellos, que vienen siendo los más utilizados alrededor del mundo.

Seguro de vida a término: este se trata de una modalidad de seguro en la cual una persona tendrá dicho seguro por un término de tiempo.

Esto es, que si escogemos una edad cualquiera entre los 15 y los 45 años tendrá un seguro de vida que se pagara si fallece dentro de ese periodo de tiempo, pero si de lo contrario cumple los 46 el seguro ya no tendrá por qué pagar la póliza.

Seguro de vida tradicional: esto es cuando se asegura una persona de por vida hasta el momento en que la misma fallezca, el pago se realizará a la aseguradora en cuotas mensuales, a una taza nivelada, esto es, que no cambiara en ningún momento.

Como determinar el mejor seguro de vida

Ahora bien, una vez tengamos el conocimiento sobre los tipos de seguros de vida que existen, ya podemos comenzar a saber qué es lo que verdaderamente necesitamos y queremos.

Lo primero que debemos tener en cuenta al momento de elegir una póliza de seguro  de vida es tu presupuesto, a veces tomamos esto a la ligera, pero si bien es uno de los seguros en los cuales queremos tener una buena póliza, también es importante pagarla.

El presupuesto que tenemos a nuestra favor dependerá de los gastos que realicemos al mes o en su defecto que puedas comprometer cualquier otro tipo de ingreso.

Las coberturas que tiene, es su gran mayoría las misma varían dependiendo de lo que pagues, sin embargo puedes agregar en la misma una que otras enfermedades graves y gastos fúnebres que bien son necesarios en ese momento.

Evita por completo los intermediarios, en una relación en donde hay dinero e intermediarios hay complicaciones, además de que todo el sistema será mucho más engorroso.

Los beneficiarios, es importante que aclares perfectamente quienes serán los beneficiarios de la póliza de seguros en caso de fallecimiento, recuerda que deben ser civilmente hábiles y no pueden ser menores de edad.

Así pues, estos son algunos consejos de necesitaras al momento de tomar alguna póliza de seguro.